El 8º Seminario de Farmacovigilancia del SEFV-H (Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentes de Uso Humano) “Compartiendo experiencias entre España y Portugal” se va a desarrollar en Tordesillas del 23 al 25 de octubre de 2019, está organizado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; el Centro Regional de Farmacovigilancia de Castilla y León; el Centro de estudios sobre la seguridad de los medicamentos Y el Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León; y con la colaboración entre otros organismos del Centro Tordesillas de Relaciones con Iberoamérica de la UVa – Cátedra de Brasil.

Esta edición del Seminario tiene, además, la particularidad de que es la primera vez que se realiza de forma conjunta con el Sistema Portugués de Farmacovigilancia, por lo que la elección de Tordesillas para su celebración es perfecta, dados los antecedentes históricos que unieron a estos dos países en este mismo lugar hace ya 525 años, a través de la firma del Tratado de Tordesillas. Cincuenta y cuatro profesionales de la farmacovigilancia, 35 españoles y 19 portugueses, se reúnen  para compartir métodos de trabajo y experiencias y para mejorar y establecer lazos que permitan trabajar juntos en un futuro. Todo con el fin principal de mejorar la seguridad de los medicamentos. 

Programa

Galería de Imágenes:

Inauguración

- Paseo por la Historia

- Clausura por Consejera de Sanidad de Castilla y León: Verónica Casado

- Reunión del Comité Técnico del SEFV-H en la sede del CTRI

 

 

El Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de uso humano (SEFV-H) se creó hace más de 30 años. Está coordinado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y actualmente se encuentra integrado en el Sistema Europeo de Farmacovigilancia. El SEFV-H es una estructura descentralizada integrada por 17 centros autonómicos (CCAAFV) de farmacovigilancia, por la AEMPS, por los profesionales sanitarios y por los ciudadanos. Todos los profesionales sanitarios en España están obligados a notificar a los Centros de Farmacovigilancia las sospechas de reacciones adversas a medicamentos que observen . Estas sospechas de reacciones adversas son gestionadas, evaluadas y estudiadas por los técnicos que trabajan en los CCAAFV, médicos y farmacéuticos especialmente formados para ello. El objetivo principal es detectar posibles riesgos no conocidos anteriormente o cambios en la gravedad o frecuencia de riesgos ya conocidos.

 

El SEFV-H se coordina a través de un Comité Técnico, cuyo objetivo es promover la calidad y garantizar la homogeneidad del trabajo. En él tienen lugar los debates y la discusión científica de los riesgos identificados, lo cual inicia el procedimiento para la toma de las medidas necesarias para evitar o minimizar los riesgos identificados (desde modificaciones en la información de los medicamentos hasta la retirada de los mismos del mercado, por ejemplo).